jueves, 12 de febrero de 2015

Derechos humanos y mayorías populares

Resultado de imagen para mayorías derechos humanosLos derechos humanos de las mayorías populares es una idea orientadora esencial del trabajo de la Universidad Centroamericana impulsada y desarrollada por Ignacio Ellacuría, compañeros mártires y una gran cantidad de colaboradores, hombres y mujeres a desde décadas defienden la causa de las mayorías populares, inspirados en Monseñor Romero.
Los derechos humanos son por supuesto, una declaración de lo que se espera que la sociedad respete para todo mundo, hombres y mujeres. Sin embargo, cuando pensamos en las mayorías populares esta declaración puede tener un matiz totalmente distinto que es importante que enfaticemos. Los derechos humanos vistos a la luz de las mayorías presenta la evidencia de su no cumplimiento como una vida respetada, un trabajo digno, acceso a la educación o a la salud. Buena parte de nuestra población todavía no cuenta con lo esencial para una vida digna o sólo tiene un acceso parcial.
Por ejemplo, nuestro país ha hecho avances importantes en lograr prácticamente en universalizar la educación primaria. Hace 30 años era común encontrar gente anafabeta o con apenas estudios en primer o segundo grado. La cobertura en primaria es casi completa. La historia es distinta cuando pensamos en noveno grado, en bachillerato o incluso a nivel superior. Y no es, como se suele pensar algunas veces, que la juventud no quiere ni estudiar ni trabajar. Muchas veces no existentes las oportunidades de inclusión.
La perspectiva de las mayorías populares nos dicen pués que aun falta por cumplir. La educación es una de estos elementos claves, pero también el garantizar el derecho a la vida frente al grave problema de la violencia. Pero también la perspectiva de las mayorías nos dice otra cosa: la condición de las mayorías en el cumplimiento de sus derechos fundamentales está muchas veces matizada por el ejercicio y voluntad de unas minorías.
Persisten en el país minorías políticas, económicas y cultures, que impoden muchas veces el fiel cumplimiento de los derechos humanos para todas y todos. Estas minorías gozan de ciertas ventajas económicas y poder político que les permite gozar de educación, salud y vivienda de calidad, muchas veces a costa del limitado acceso a la educación, salud y vivienda de las grandes mayorías. Las mayorías se ven limitadas así por las minorías.
En estos tiempos de campaña política hacemos el llamado para que las propuestas y plataformas se centren en la necesidad de presentar respuestas desde las mayorías populares. Que ahí donde las mayorías reclamen su derecho ante las minorías se pueda hacer justicia. Una justicia que muchos casos viene estando pendiente desde hace mucho tiempo.
Comunidades de Soyapango o Mejicanos no son una excepción. Comunidades chalatecas o en la zona costera de Jiquilisco, desde Arambala hasta Tacuba, todavía tenemos una deuda pendiente con las mayorías populares.

Luis Monterrosa
Director